Skip to main content

Guido Miranda

Luis Guillermo me considera su mentor, por la simple razón de que tuvimos el privilegio de compartir de jóvenes una ideología común que vimos fructificar en el bienestar del país. Siempre pensamos como necesario un plan para el desarrollo nacional. Seguir ese plan, adaptarlo a los cambios, renovarlo constantemente. Así como se renueva un vestuario, así la sociedad debe renovar a sus líderes.

Durante dos o tres décadas de aquella Costa Rica que tenía  discusiones y tomaba decisiones todos los días, pensando en el bienestar común, Luis Guillermo y yo nos sentimos muy unidos. Yo envejecí, él maduró. Y ahora él está listo para darle al país lo mejor de su pensamiento político.

Luis Guillermo representa el beneficio colectivo. No es el beneficio ni de grupos ni de sectores. Representa el bienestar para toda la población, para cada uno, y eso produce mucha satisfacción.

Aquella Costa Rica empobrecida, de niguas y de piojos se transformó en una Costa Rica próspera y rica, pero no supo adaptar esa nueva riqueza a un verdadero desarrollo.

El éxito no se supo manejar ni conducir por buen camino y el progreso se estancó. Algunas personas pensaron que esa riqueza no era para el colectivo, sino que era individual, lo cual empezó a dividir el plan original de desarrollo.

El comportamiento de desarrollo económico, social y de seguridad es necesario para toda la población, y debemos crear mecanismos de distribución para que ese bienestar alcance para todos.

A quienes no tienen edad suficiente para recodar hechos y cabios importantes en el país, les digo que  Luis Guillermo es la garantía del bienestar para el colectivo nacional y de cada uno de los habitantes de este país.

La gente necesita tener entusiasmo e ilusión cuando se levanta cada día. Debe sentir que su esfuerzo y labor diarios tiene una recompensa. Debe disfrutar de mejora salarial, social, de salud, de vivienda y de calidad de vida. Eso es lo que toda persona necesita para tener satisfacción y felicidad. Si no es así, si no se cuidan esos indicadores, el privilegio que Costa Rica alcanzó en algún momento se perderá, y con ellos, lo que una vez se designó como el país mas feliz del mundo.


 

Guido Miranda es doctor en medicina.  Contribuyó notablemente al fortalecimiento de la CCSS, primero como miembro de la comisión institucional para la construcción del Hospital México y después como subgerente de la CCSS y presidente ejecutivo durante 8 años.